lunes, julio 4

Una victoria necesaria

Se nos venía un partido de esos que motivan, pero con un último antecedente negativo. Son los partidos que te marcan y eso lo sabemos bien, porque por sobre todas las cosas, han sido muchos de estos partidos los que nos han marcado para mal. Lo cierto es que, ganarle a Ucovita, de la manera que se le ganó es una inyección anímica superlativa de cara al futuro. Fue un partido de hacha y tiza, complejo por dónde se lo mire. Ucovita arrancó notable, nos metió presión y nos tuvo dos minutos abajo del arco. Ahí vino el 0-1 y a arrancar todo cuesta arriba. Pero, a diferencia de lo que muchas veces nos pasó, jugamos con una serenidad destacable. Siempre pusimos prioridad en la intención de jugar, de tocar y rotar y nos salió muchas más veces de lo que antes nos había salido. Además hicimos un trabajo inteligente en defensa, la formación inicial así lo muestra y el resultado fue mucho pressing en espacios cortos cuando no teníamos la pelota y cuando nos hacíamos de ella manejar los tiempos con el esférico. Bien ahí! Logramos empatar por intermedio de Pablo Reyes, luego pasamos con un bombazo de Juanra Yanes, pero nos empataron y se vino un final infartante. Habíamos acumulado la sexta, Alvarito nos salvó nuevamente atajándole un penal a Santiago González y de ahí en más aguantamos casi siete minutos sin hacer una falta hasta que, al final, nos cometieron infracción a nosotros y Juanrita metió clase en un penal ya sin tiempo para poner el 3 a 2 final.

Alikal (3): A. Barrera; R. Cabrera, P. Reyes; A. Correa y J. Yanes. D.T: D. Bracco. Ingresó: N. Cabrera. En el banco: D. Travieso, P. Moreno y R. Abreu.

Ucovita (2): Cholo López; Manano, H. González; S. González y M. Arrejuría. Ingresaron: M. Costa, M. Guerra, E. Chocho, M. Florio, G. Senattore.

Goles Alikal: J. Yanes (2), P. Reyes.

Y Bruno?...
Nunca apareció y nos quedamos sin defensas en el banco, aunque con el partido que jugaron no daba para tocar el team titular. Lo más lindo es que a Bracco grande le llevamos equipo completo, lo anotamos y tras todo eso, le mandamos un mensaje en el entretiempo y contestó: "cuánto falta? me cambio y voy..." La verdad no sé si apareció...

Juanramooo Juanramooo
Tal cuál grito de la barra porteña a su máximo ídolo, los alikales bien podríamos cantarle esa por la manito que metió en un gol que quiso ser y no fue, generando polémica de todos lados. Es que el pibe Yanes encaró rivales como ingleses y cuando se metió en el área fue bajado con una triple falta, al pecho, cintura y abajo... ni Héctor González ni el Cabecita Martínez sancionaron tremenda infracción. Lo cierto es que la pelota picó no se adonde y se elevó un poquito, más o menos a la altura de la mano de Juanrita que, ya en el piso, no tuvo mejor idea que empujarla hacia el arco desatando la locura (con razón) de Ucovita. El tema no termina ahí, sino que González había sancionado el gol pero la gente de la "U" le pasó el telebin hablado al cerebro de Martínez que decidió anular el gol. Nobleza obliga, está más que bien que hayan anulado el gol, pero la falta no la vio nadie??? El Gato Geribón en la tribuna me consulta... "pero falta y gol es gol, como penal y gol es gol, no?". Fantástico.

"Poder se puede, no se debe..."
Tamaña respuesta dio el referí Martínez ante una consulta técnica de reglamento que solicitó nuestro arquero Barrera. Desde la tribuna le gritaron: "Cabecita, matar a un tipo se puede también, pero no se debe!!!!"

La distancia no importa...
Penal en la hora para el Alikal. Sexta falta. Pateas desde donde ocurrió el hecho ilícito o no... Juanrita Yanes, hombre de las definiciones importantes desestimó patear en las narices del implacable "Torito" Demaría. Chapó el balón y se fue más lejos ante un grito de locura "¿¡ Qué hacés Juanra ?!" La cara del Palillo era un poema... sin embargo el tipo justificó por demás su riesgosa decisión... la metió con clase para poner el tres a dos... y la metió dos veces!

Evacúen, invasión!
Penal en la hora para el Alikal y todo lo que dijimos líneas atrás sucedió unos segundos antes de lo que escribiré líneas adelante... Patea Yanes y gooooooooooooooool... no no no... el "Cabecita" Martínez cobra... "invasión". Primera y única vez en la historia de este deporte en nuestro departamento que se cobra eso, otro conejo sacado de la galera en un momento caliente. Nadie de Ucovita se percató de tal invasión y de repente les cayó el regalo del cielo, de estar perdidos, el "Cabecita" les daba la chance de sacar un puntito. A todo esto, las protestas Alikales eran insoportables y Martínez se defendía: "yo lo ví", mientras teledirigía el índice en busca del dorsal 14... sí, Ramirito había sido el invasor! Un chijete, una calaña digna de una reacción como la del Gato Geribón que sí invadió el terreno, cual barra de River, pero no para pedirle huevos al equipo sino para sacarlos a todos de los pelos y retirarnos... Al final, a pesar de todo, Juanra volvió a patear y de la misma forma que antes gritamos goooooooooool...

Vamo arriba Hernán!
Por último, mandarle un saludo a un amigo de la barra como Hernán González, que ayer fue rival, complicó como siempre, pero lamentablemente salió lesionado. Esperemos no sea nada y vuelvas rápido.
Reacciones: