martes, mayo 7

Se recibió de candidato

El Hache venía con todo, pero le faltaba algo así como la confirmación. Es decir, enfrentar a uno de esos que vienen arriba y plasmar en cancha todo lo que venía mostrando para demostrar sus intenciones, firmes intenciones de llegar a play off en lo más alto. Y el Hache fue un ganador indiscutido, de principio a fin, en el resultado y en el juego, línea por línea consolidó un resultado que dejó sin palabras a aquellos que auguraban un desarrollo parejo puesto que enfrente estaba Queper, no el colista de la categoría. El Hache se ha transformado en un equipo modelo, que se construye sobre una sólida defensa que tiene a Carlitos Ponce en el arco, efectivo siempre, a veces espectacular y otras rodeado de una aureola de suerte que hace que su pie, mano, o cualquier otra parte del cuerpo se interponga entre la pelota y la red en situaciones increíbles. En el fondo no hay quien entre. El Palillo Correa y el Guito Bracco están pasando un momento exhuberante como pareja. Se entienden tan bien que uno de afuera dudaría, pero lo cierto es que marcan como locos y además aportan salida limpia. Que Queper, un equipo fuerte y con jugadores de valía te convierta un solo gol habla a las claras de un planteamiento y posterior ejecución de alta calificación. Sfeir, Mignone y companía poco pudieron lucirse en una cancha chica que fue notablemente cubierta por los antes mencionados. Y después el desbunde ofensivo, el insoportable de Riestra. El tipo que te clava mil veces, goleador del torneo y seguramente el más hablador del torneo, tanto que distrae rivales y genera así innumerables oportunidades para él y el resto. Adrián Riestra, cada vez más parecido a aquel pibe que se arrancaba y jugando, se llevaba el mundo por delante. Morenito parece ser el acompañante ideal, este jugando notable, ha crecido en inteligencia y el aporte así se maximiza. Los DT's parecen haber encontrado un equipo y también un banco que responde cuando se los llama a la acción o en el simple hecho del aliento constante. El otro día entró Juampe, estaba en otro mundo e igual mojó. Y los que no entraron fueron tan o más importante que el resto. Todo anda redondito, y en definitiva, el Hache jugó uno de esos partidos como para que el comentarista de turno haga una mema poco vista hasta el momento. Se lo merecen, salú al primero e invicto, a seguir así que con cada partido a uno se le hincha el pecho de orgullo.

Halikal (5): C. Ponce; A. Correa, D. Bracco; P. Moreno y A. Riestra. D.T: S. De Paula / D. Travieso. Ingresó: J.P. Cid. Plantel: R. Abreu, C. Geribón, O. Olivera, G. Correa, R. Zaffaroni.
Goles: A. Riestra (3), P. Moreno y J.P. Cid

Queper (1): E. Arquero; N. Torterolo, F. Bentancor, E. Mignone, G. Sfeir. D.T: H. González. Entraron: D. Berriel, J. Antognazza, F. Cobas y no me acuerdo más.
Reacciones: