lunes, julio 29

La noche más oscura

El Hache perdió feo y se quedó sin final, otra vez sin final. La historia no tiene muchos detalles para ser contados porque Toluca, rival de turno, dominó todos los aspectos del juego, con inteligencia, desde el comienzo hasta el final. Claro está que ayudó y mucho a esa situación el hecho de que el Hache no haya jugado nada de lo que puede. Más allá de algunos intentos de rebeldía bien intencionada, con la pelota fuimos malos, no nos salió una. Es cierto que se generaron situaciones de gol, pero más producto del empuje que por destellos colectivos y siempre culminaban con un mismo final: atajadas y de las buenas del arquero rival. Y hablando del rival, felicitarlo. Buen equipo, con individualidades que anduvieron muy bien y con el aprovechamiento inteligente de todas las circunstancias del partido. Jugaron con nuestra desesperación y cuando consiguieron los goles nos dejaron venir para que cada contra después fuera un fusilamiento contra un Carlitos Ponce que se movió como pudo y atajó unas cuantas. Del Hache destacar que se metió siempre pero quedando más que claro que no era la noche. Salvo Carlitos Ponce, un rato del fútbol que aportó el Caco Zaffaroni y algunas pocas cosas más, la noche fue oscura por donde se lo mire y no solo por el resultado final que ya de por sí es lapidario. Fue un golpe muy duro, quizá de las derrotas que mas hayan dolido en la historia del Hache, pero de las que habrá que reponerse, como siempre.

Halikal (0): C. Ponce; D. Bracco, S. Ramón; A. Riestra y J. Cid. D.T: S. De Paula / D. Travieso. Ingresaron: P. Moreno, R. Zaffaroni y A. Correa. En el plantel: C. Geribón, M. Rodríguez, G. Correa.

Toluca (6): El clon del Chiquito Romero, el Tuco Fabricio, el Tato Aguilar, Alexis Reboiras, Claudio Figueroa y otros que no conozco y acompañaron bien.
Reacciones: