lunes, septiembre 7

¡Te querés matar!

El Alikal perdió feo, fue el peor partido de todos, quedamos muertos después de finalizado el mismo, sin poder creer lo que habíamos vivido. De pique todo se presentó parejo, con muchas fricciones en la mitad de la cancha hasta que en un rebote, de pedo no más nos marcaron el primero. Intentamos reaccionar, pero Torino marcó el segundo y después todo se hizo muy cuesta arriba. Intentamos reaccionar, Bracco metió cambios pero nada logró sobrellevar el resultado. Se vino el tercero y después el descontrol, perdimos el orden y metiendo mucho huevo intentamos acercarnos, pero en cada contra había peligro de gol. El cuarto se vino y después el quinto en contra de Nicolás Cabrera... se cerraba una noche fatídica, para el olvido total. Ibamos con ganas de revancha y nos dieron un masazo de aquellos. Me queda para rescatar los huevos que pusimos aun cuando nada salía, porque en realidad no fue nuestro día. Rescato al Palillo corriendo como loco en los últimos minutos, rescato la rebeldía del Cara Reyes, de los que más probó al arquero contrario. Rescató al Toto Barrera, como siempre. De los que entraron después, algo del Guito, algo del Nico Cabrera intentando rematar, pero después el partido los sobrepasó, sobre todo a este último y terminó ido totalmente, sin poder demostrar lo que sabe. Cáceres entró bien, fue de las mentes más frías en el momento final, cuando todo se ponía demasiado caliente y corríamos riesgo de llevarnos expulsiones.
La verdad que estoy recaliente por impotencia sobre todo, como dijo el Boya en los mails de hoy: "que papita..." Ahora bien, no quiero pensar más en lo que pasó, tampoco quiero que mi cabeza de vueltas en la manera en como nos pizarrearon al final, en como quisieron humillarnos, quiero pensar en lo que viene. Falta mucho, tenemos que mejorar y sacarnos este amargo trago, se que casi casi pisamos fondo, o sin casi, pero también sé que alto podemos volar. Tenemos que reencontrarnos con el Alikal del Apertura, meternos en el campeonato de la manera que encaramos la final. Llegando todos a tiempo, calentando a la par, dejando la vida en cada pelota y jugando, sobre todo jugando que es lo mejor que sabemos hacer. Para cerrar, les dejo la frase de nuestro himno... "siempre estuvimo' en las malas, las buenas ya van a venir...", el significado es claro. Vaso a vaso.

Alikal (0): A. Barrera; P. Reyes, A. Correa; J. Yanes y R. Cabrera. D.T: B. Bracco. Ingresaron: D. Bracco, N. Cabrera, N. Cáceres, D. Travieso.

Torino (5): ............
Reacciones: