miércoles, octubre 10

Estamos bien!

Desde el martes sabíamos que no iba a ser fácil, algunos ya habíamos visto lo que ofrecía el rival y los cráneos del equipo se dedicaron de lleno a trabajar las distintas opciones. Los dirigidos por la dupla técnica De Paula - Travieso (similar a lo que dice la "Porota" en la intimidad) pusieron en cancha un equipo que empieza a ser el de siempre, como los equipos consolidados y que hicieron historia, los que se saben de memoria: C. Ponce, A. Correa - D. Bracco, A. Riestra - C. Geribón. Macavi por su parte amenazaba con el buen poder ofensivo de sus delanteros, sobre todo de Nicola (el número diez, que tiene una zurda endiablada), mucha garra en defensa y un golero muy prolijo y eficiente a la hora de jugar con la mano. Nuestro equipo tuvo sus roles bien definidos, dejando el sacrificio en manos del "Guito" Bracco, la creación en los pies del "Palillo" (que anda con la magia intacta y con el ego en las nubes, en palabras de él: "...aprovéchenme que estoy en mi mejor momento...") y el trabajo en la primer línea ofensiva para los dos delanteros bien definidos. A pesar de que empezamos abajo, con un gol tempranero del equipo rival producto de una desinteligencia en defensa, jugamos con la tranquilidad de que los partidos son largos y hay material para salir con confianza a trabajar los partidos, sin desesperar. Fuimos creciendo en todos los aspectos, buscando faltas, triangulando bien, obligando a centralizar el juego al rival y provocando errores para hacernos de la pelota y ofender lo mas posible. Llegó el empate, dos, tres... y el rival se empezó a poner nervioso, con la intención de ganar tiempo tomó decisiones incorrectas que lo metieron en el embudo que inteligentemente instrumentó la banda de la doble acción, permitiendo jugadas de contragolpe con buen margen e incluso alguna diferencia a favor del ataque, lamentablemente no supimos cristalizar todas las chances que tuvimos. El equipo tuvo rotación y un nivel parejo en todas sus líneas. Al final del partido entregamos la pelota mas de lo que debíamos y el equipo rival nos hizo pasar algún susto, pero en general siempre fuimos concientes de que teníamos el partido controlado. En cuanto al rendimiento del equipo, es para destacar lo que entregó el "Messi Somalí" Correa, el Guito (en cancha y cuando le tocó ir al arco) y Adrián que aportó goles anímicamente fundamentales. El resultado final fue de 5 a 2 para los rayados, merecida victoria que nos acerca al primer objetivo, pero nos deja diezmados en lo que respecta al plantel, ya que, producto de una mano fuera del área, fue expulsado Carlos Ponce cuando promediaba el primer tiempo y esto nos obliga a improvisar y cambiar. La alegría crece, el equipo se afianza... "se agita la gente, se pone a bailar, se llena la pista si la Cumana empieza a tocar, tocar, tocarrrr..." (por R. Abreu)

Halikal (5): C. Ponce; D. Bracco, A. Correa; A. Riestra y C. Geribón. Entraron: M. López, R. Abreu y P. Moreno. D.T: S. De Paula / D. Travieso.
Goles: D. Bracco, A. Correa, A. Riestra (2) y R. Abreu.
Macavi (2)

Foto: Un pibe en Somalia escucha el relato del Chico Píriz Somalí sobre el partido del Hache para enterarse de primera mano como va el pleito donde deleita su ídolo... el Messi Somalí.
Reacciones: